A continuación compartimos con ustedes el discurso del acto inaugural del Segundo Congreso de Vialidad y Transito, cuyo disertante fue el Ing. MSc. HUGO FLORENTIN, Presidente Asociación Paraguaya de Carreteras.

fotoingflorentin

En nombre de la Asociación Paraguaya de Carreteras presentamos nuestros agradecimientos a todas las autoridades públicas y representantes de gremios y de asociaciones privadas presentes.

Y doy la más cordial bienvenida a los participantes y disertantes, que serán los protagonistas centrales en éstos intensos dos días de desarrollo de las exposiciones en el 2do. Congreso Paraguayo de Vialidad y Tránsito.

Al iniciar éste acto, quisiera referirme a la ASOCIACIÓN PARAGUAYA DE CARRETERAS, que fuera creada y conformada como una Asociación Civil de carácter profesional, integrada por Profesionales, Académicos y Especialistas en vialidad, tránsito y transporte. Es una institución no gubernamental, sin fines de lucro.

La creación de la APC surge ante el deseo de aunar ideas y conocimientos, de consolidar vínculos y también ante la necesidad de que la sociedad paraguaya conozca la existencia de una capacidad profesional, de una experiencia técnica y de una aptitud colectiva de los profesionales y técnicos que pregonan y trabajan en pos de dotar mejores condiciones de vida a la comunidad, es decir, dar a conocer que existe una masa crítica que proyecta, que construye, que produce.

Además, demostrar que existe un talento humano que se capacita, que investiga, que evalúa y que aplica sus conocimientos, con calidad y solvencia, en beneficio del desarrollo de las infraestructuras viales, del tránsito y del transporte.

Para ello, nos hemos puesto como fines:

  • Estimular el mejoramiento del nivel profesional de sus socios.
  • Promover y desarrollar la ciencia y la tecnología, de la especialidad de la vialidad, el tránsito y el transporte.
  • Constituirse en un foro dentro del cual se puedan plantear, discutir o revisar los principios técnicos, operativos y administrativos.
  • Propender a la investigación vial y en transporte.
  •  Fomentar el uso de la carretera como infraestructura del transporte y cooperar en el ordenamiento del transporte por carretera en sus diversos aspectos.

En el marco de éstos objetivos, hoy queremos presentar a la sociedad técnica y profesional y a la comunidad del sector en especial, éste SEGUNDO CONGRESO PARAGUAYO DE VIALIDAD Y TRANSITO, concebido con la misma filosofía de la creación de la APC, es decir, con el consenso de todos los autores y protagonistas del desarrollo de las infraestructuras viales, del tránsito y del transporte.

Es así que estamos en la organización de éste 2do. Congreso de Vialidad y Tránsito representantes del sector público (MOPC), de la Universidades, del Sector Privado de las construcciones, de los Consultores y de la Asociación madre de los Ingenieros, el CPI.

Al igual que en el 1er. Congreso realizado en Octubre del año 2014, la APC ha solicitado al Ing. Paul Sarubbi Balansa, encabezar la organización del Congreso, por considerarle un profesional de alta capacidad técnica y moral, un profesional que ha sido protagonista de los grandes proyectos ejecutados en el país, y sin dudas es una figura emblemática del sector.

Esperamos que éste evento, donde habrá exposiciones magistrales, ponencias técnicas y presentación de experiencias contribuirá al mejoramiento de los proyectos en ejecución o a ejecutarse y a los resultados esperados, pues, el análisis objetivo y crítico y el intercambio de opiniones técnicas, redundará en el ampliación de ese acervo profesional y técnico nacional repercutiendo beneficiosamente en el desarrollo de los planes de infraestructura del país.

En esta ocasión muy especial, consideramos que es oportuno resaltar la importancia de los caminos y las carreteras como la infraestructura base para la movilidad y el transporte, que lo convierte en un instrumento fundamental en la vida económica de la nación, en un medio que favorece la producción y el trabajo, es decir, es la herramienta principal para obtener mejores condiciones de vida y el bienestar integral de la sociedad.

Es por ello que debemos considerar al camino como un medio de utilidad social y publica que contribuye de manera eficaz a la disminución de la pobreza y al mejoramiento de las condiciones de vida de la comunidad.

En ese sentido vemos con mucha expectativa y esperanzas en el ambicioso plan de inversiones en infraestructuras del gobierno y obviamente nos dirigimos a los planes de inversión en infraestructuras viales, de tránsito y transporte.

Estos planes tendrán como primera consecuencia la disminución del sensible déficit en infraestructuras que posee actualmente el país, pero servirá fundamentalmente como principal factor dinamizador de la economía y del desarrollo del Paraguay.

Desde la Asociación Paraguaya de Carreteras, vemos que la implementación de estos planes, es una oportunidad a aprovecharse, pero también se constituye en un desafío a la capacidad y al talento humano de los profesionales y técnicos paraguayos que junto a las empresas deben aggiornarse para ser protagonistas principales en el desarrollo de los grandes proyectos programados.

Por otro lado, debemos puntualizar en forma especial, que la sostenibilidad de éste acertado plan de infraestructuras está supeditada a varias variables y que merecen un abordaje objetivo y acertado, como ser: la necesaria seguridad jurídica, una gestión pública que garanticen un desarrollo efectivo y eficaz de los proyectos, un presupuesto público planificado en función al desarrollo de los proyectos, brindar condiciones que mitigen los riesgos y garanticen las inversiones privadas, de tal manera a disminuir los costos exógenos y estimular el interés de los mismos.

Al expresar nuevamente mis agradecimientos por vuestras presencias que nos motiva y nos enorgullece, pero además nos compromete a que éste evento de carácter técnico-profesional realizado con una visión de mejora de las capacidades nacionales, se desarrolle en el marco de la solvencia científica y tecnológica.

Con ello estaremos afirmándonos como un instrumento para el mejoramiento de las condiciones de las infraestructuras viales, del tránsito y del transporte.

Muchas gracias.